El Revdo. Vicente Heffner, CSsR, tuvo un ideal que hoy es una realidad viva. El sueño de este querido sacerdote era dar a los niños de esta población una escuela donde se respirara un ambiente religioso. El la llamó "Escuelita de Dios". Su ambición era ofrecer una educación académica al nivel más elevado, con el esfuerzo de una institución religiosa hábilmente dirigida.

 

  Así, partiendo de una filosofía que enmarca la educación que reciben los estudiantes en un ambiente católico y que propulsa la excelencia académica, se fundó el Colegio San Carlos. La inolvidable Mrs. Pamies, en cierta ocasión, recordó a los Alumni de este plantel lo siguiente:

 

  "Empezamos dentro de la mayor pobreza material: una casa vieja en la calle Marina con pupitres y libros, también viejos. No contábamos con biblioteca, ni material didáctico, ni espacio adecuado donde desenvolvernos. Sin embargo, aquella escuela se convirtió en una fuente de esperanzas, en un recinto de amor..."

 

  En septiembre de 1947, el Colegio San Carlos era una realidad aguadillana. Bajo la dirección de la Sra. Esther Pamies de Hernández, cuatro Hermanas Trinitarias y un equipo magnífico de laicos, la "Escuela de Dios" comenzó a sembrar amor con la esperanza de algún día recoger el fruto. Al año siguiente (1948) las riendas del plantel pasaron a las Hermanas Dominicas de St. Catherine, Kentucky. Estas siervas de Dios desarrollaron una labor educativa y religiosa de gran excelencia y provecho para la juventud aguadillana, logrando la acreditación oficial del Departamento de Instrucción Pública de Puerto Rico.

 

  En el 1963 el Colegio fue acreditado por Middle States Association of Colleges and Secondary Schools. La encomiable labor de estas Hermanas se extendió hasta el año 1976, en el que partieron de nuestra escuela por falta de personal religioso, con la esperanza de regresar algún día.

 

  Desde entonces la escuela ha sido dirigida por personal laico, quienes tratan de continuar la magnífica labor apostólica y educativa que ellas comenzaron. En el año 1983, la escuela elemental del Colegio fue acreditada por Middle States Association, Assembly of Elementary Schools, resultando la primera escuela elemental en ser acreditada en Puerto Rico y la segunda en el Caribe.  En la actualidad está acreditada por AdvancED.

  El año 2017 fue uno lleno de retos pero también lleno de triunfos y esperanza.  Todos los puertorriqueños hablamos de nuestra Isla antes y después del hucarán María.  En nuestro caso desde el anuncio del cierre de Nuestro Querido Colegio San Carlos, en enero del 2017.   El Amor, la pertenencia y la fe que se desarrolló en esta institución educativa motivó al Comité de Exalumnos del Colegio San Carlos, Inc a luchar por ella para que pudiera continuar cultivándose a nuevas generaciones del área oeste.  Por tanto a partir de 14 de Agosto de 2017 Renace el Colegio San Carlos como una institución educativa católica inclusiva dirigida por un grupo sin Fines de Lucro constituido por exalumnos, padres y miembros de la comunidad.  Actualmente la comunidad del Colegio San Carlos es guiada espiritualmente por los Frailes Capuchinos Franciscanos Menores de la Ermita de Espinal.

Filosofía

Historia

Nuestra filosofía está basada en las creencias cristianas establecidas por la Iglesia Católica, Apostólica, Romana y Universal, guiados por el carisma de los Frailes Capuchinos Franciscanos Menores.  

 

Es por esto que el Colegio San Carlos promueve, como fin primordial, la formación integral de sus estudiantes desde edad temprana hasta grado 12, basada en la creencia de que el hombre es un ser humano, creado con cuerpo y alma, cuyo fin último es conocer y amar a Dios.

 

Nuestra filosofía educativa fomenta una preparación personal y académica de excelencia que permita al educando proseguir estudios universitarios e incorporarse óptimamente en la vida de la comunidad.  Contribuimos al desarrollo de valores crisitanos sólidos que los prepararán para vivir en una cambiante sociedad globalizada en la cual existen diversidad de ideas y diversos estilos de vida.

 

El maestro es una de las figuras más importantes en el proceso educativo. Además de su preparación académica, pedagógica y su continuo proceso de superación y actualización de sus conocimientos, ha de ser modelo de los valores cristianos.

 

Para alcanzar esta filosofía educativa, el Colegio San Carlos es consciente de que es necesaria una estrecha colaboración entre padres, maestros, administradores, estudiantes, personal no docente y alumni, para que cada uno de los miembros realice su función educativa en un seguro ambiente de aprendizaje.

Misión y Visión

Misión

El Colegio San Carlos es un colegio Católico preparatorio para la universidad establecido en el 1947 por los Padres Misioneros Redentoristas. Nuestra misión es fomentar el alcance de una formarción integral de los estudiantes a través de programas de educación de excelencia que les permite a ellos desarrollar su potencial individual y sus facultades intelectuales, físicas, sociales, morales, emocionales y espirituales para ser exitosos líderes del mañana y así poder contribuir a una cambiante sociedad globalizada.

 

Visión

El Colegio San Carlos es una institución educativa católica y un agente de socialización y cambio, la cual trabajará para que se desarrollen los valores cristianos que ayuden a los alumnos en su formación integral como católicos inmersos en una sociedad globalizada. En la búsqueda del bien de la sociedad, se guiará a los estudiantes en su proceso formativo para que asuman las responsabilidades y liderazgo que como ciudadanos católicos les conciernen.

Escudo

Significado de los diferentes elementos de Nuestro Escudo:

 

 

  • Cruz: El centro de la vida es Cristo

  • Candelero: La luz que debemos ser ante el mundo

  • Libro: Las Sagradas Escrituras y el conocimiento humano

  • Espartano: El desarrollo físico

  • Paloma: El Espíritu Santo

  • Lirio: La pureza y la sencillez

  • Lema: "Estudia, trabaja, reza en pureza, el cielo es tu patria."

 

Colores:

  • Amarillo: Color de la Iglesia Católica, nuestra, Madre y Maestra

  • Vino: Color de la vestimentas cardenalicias de San Carlos Borromeo

Himno Escolar

Es San Carlos el Colegio que queremos más,

Alma mater de nuestro corazón,

donde el buen compañerismo

siempre reunirá

nuestra fe y nuestro amor perdurará.

 

Nuestra religión nos hace

tener fe y triunfar,

y a la vida poder afrontar,

ofrecer siempre a la Virgen

un sincero amor

y a San Carlos que es nuestro Patrón.

 

Y cantemos las canciones de amor y paz,

y estudiar y gozar y cantar,

con un himno de oraciones

a nuestro Patrón,

del Colegio San Carlos, loor.

 

En la clase una ocurrencia

siempre hará reír,

rato alegre que no se olvidará;

los maestros, aunque estrictos nos parecerán,

la sonrisa en sus labios tendrán.

 

Los maestros y los padres siempre nos guiarán

y entre clases regaños habrá

pero en nuestras gratas vidas

recuerdos habrá

de una vida feliz y jovial.

 

Aunque lejos nos vayamos

no hemos de olvidar

largos ratos de felicidad,

pues las cosas del pasado

ya no volverán,

pero en el corazón, quedarán.

San Carlos Borromeo

Nació en el año 1538 en el Castillo de Arona en Lombardía. Murió en Milán en el 1584. Fue el segundo hijo del conde Gilberto Borromeo y Margarita Médecis, hermana del Papa Pío IV.

 

Fue educado religiosamente en Milán. Estudió en la Universidad de Pavía. Recibió el grado de Doctor en Derecho Civil y Canónico el 6 de diciembre de 1569. Pocos dís después, su tío Juan ángel, fue elegido Papa, y llamó junto a sí a su sobrino, asignándole elevados cargos.

 

EL 18 de febrero de 1560, San Carlos fue elegido Arzobispo de Milán y fue nombrado protonotario apostólico referendario. Tan amplias concesiones hechas por un Pontícife a su sobrino, desataron la crítica de muchos, más pronto se puso de manifiesto lo acertado de la elección.

 

A San Carlos se le debe la fundación de la doctrina cristiana y las escuelas elementales, cuyo cuidado confió a los párrocos. Creó, además, cofradías de penitencia y del Santísimo Sacramento. Hay que citar, además, la generosidad con que asistió a los pobres durante la plaga de hambre de 1571, repartiendo el producto de la venta del principado de Oria y la heroica caridad con que asistió a los apestados de 1576.

 

El Santo Cardenal, tuvo gran interés por la cultura; protegió a los artistas, cultivó la música. Entre sus obras se encuentran el Catecismo Romano, el Misal y el Brevario y la revisión comenzada de la Vulgata. Además dejó instrucciones pastorales, homilías, discursos y cartas. Las obras de San Carlos fueron impresas en cinco volúmenes en Milán en el año 1747.

 

San Carlos murió con los ojos fijos en un Cristo orante, que aún se conserva en la Ambrosiana. Fue canonizado el 1ero de noviembre de 1610. Su fiesta se celebra el 4 de noviembre. Se le conoce como el Santo Obsipo de Milán.

Himno Colegio San Carlos -
00:00 / 00:00

© 2015 by Colegio San Carlos.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now